Tres años sin ti

0

Te echo tanto de menos que me asfixio.

Hace tres años que no te toco, que no te beso, que no me río contigo ni me iluminan tus palabras y tu corazón inmenso y sin embargo lo sigo haciendo y te siento en mí.

Te echo tanto de menos que me asfixio. Y cada día intento estar a la altura y me hundo y me flagelo y me vuelvo a levantar por que eres viento en mis alas y a la vez el aire que me falta en la garganta cuando recuerdo que no puedo ir a gritarte al balcón alguna tontería para hacerte reír.

Eres las plantas de un hogar que es tuyo y habito en ti. Resuenas en mi cabeza y te apareces entre la gente con tu pelo blanco y tus andares lentos y te persigo hasta que se desvanece el ensueño y vuelvo a quedarme sola sin ti.

Te echo tanto de menos que me asfixio. Y abro la boca a bocanadas ansiosas buscando tu olor y tu consuelo y de repente me calmo por que estás aquí.

Te echo tanto de menos que me asfixio. Lo que daría por haber sido yo y no tú. Lo que daría por un segundo más sin dolor.

Te echo tanto de menos que me asfixio. Y sigo luchando y mejorando por que te lo prometí, y viviendo y cuidando y abriéndome al mundo y dando el corazón. Y siendo buena.

Pero Te echo tanto de menos que me asfixio. Y sin ti todo tiene menos sentido, menos brillo, menos luz.

Te quiero tantísimo en presente que me fallan los cálculos al mirar los calendarios y los tonos del teléfono al vacío…

Te echo tanto de menos que me asfixio. Las palabras me acercan, me calman el pecho. Solo diez segundos más.

Me habría ido contigo pero aquí sigo, aprendiendo a vivir, aprendiendo a quedarme, porque te lo prometí.

3 años sin ti.

Share.

Leave A Reply