Distante y etérea

0

Si fumase sería algo así… imagino la historia de mi vida… seguramente estaría nublado, típico cielo de París (donde la gente sólo fuma, bebe vino y pasean con camisetas de rayas, sobre una bici, portando una baguette), romanticismo francés, vida de bohardilla de 3000 euros al mes, ropa desenfadada de diseño y languidez bobo de mirada perdida y desprecio vital. Cómo sería… Apago el cigarro y me giro sonriente.

Soy todo lo contrario…

Me supongo una entusiasta, hedonista, disfrutona, peleona y chingona. Atrevida, inconveniente, ruidosa y flamenca. Tampoco fumo, bebo cervezas y disfruto del buen tinto y la comida, del Mar, la sal, de ensuciarme, de ir descalza y reír bien alto.

De tumbarme en los parques, dejarme llevar por la emoción y el instante, compartir y de estar conmigo. De llorar cuando toca y alzar la voz… Pura vida.

Hoy, Moncho, el mecánico de lo taller que vela por mi furgui, me decía que la vida está llena de problemas y que cuando aprendamos que eso es así y no hay de otra podremos ser más felices.

Están siendo semanas de aprender muchas cosas y recibir lecciones que debo integrar, no te miento, está siendo bien intenso… y tras dos ataques de ansiedad, aquí estoy, surfeando las olas como puedo, a veces llorando, otras remando, a veces dejándome llevar, a veces riendo y a veces riéndome hasta mearme encima… pero hoy…

Hoy miraba por la ventana sujetando el cigarro de mi amiga Nadia y pensando en cómo sería simplemente vagar… distante y etérea…

#womanword

Share.

Leave A Reply