21 días en Furgoneta: Última Reflexión

0
Última reflexión:
Qué hermosa cualidad la del camaleón.La de adaptarse a cada situación y vivirla naturalmente.Es la magia de la supervivencia del Ser Humano (se dice Ser Humano, no hombre, hombre son algunos, Ser Humano somos todos y además, qué hermosa palabra).

He vivido 21 días cien por cien en una furgoneta, he dormido, cocinado, me he duchado al aire con una bolsa de agua y he sido parte de la naturaleza.Me he desprendido de los lujos, mi piel se ha tornado dorada y mi pelo rubio del sol. Mis ojos están más celeste que nunca y mi corazón más abierto y mi alma llena.

He dormido en la naturaleza, he visto salir y ponerse el sol, he sido arrullada por grillos, bosques mediterráneos y las olas del mar. Me he quedado sin palabras al ver el mar de estrellas del cielo y la capacidad de luz de la luna y me he dado cuenta de que no necesitaba nada más.

Ayer volví en barco desde Mallorca hasta Valencia, después conduje hasta Cuenca disfrutando de la libertad de la carretera y las decisiones sin brújula.
Pero lo que en realidad quería contar es la falta de respeto que llevamos a cabo cada día al dar por hecho todas las maravillas que nos rodean, como por ejemplo un grifo del que sale agua infinita, una ducha, un lavabo donde lavarte las manos y secártelas con toallas limpias que vas a lavar en la lavadora… una cama grande con sábanas limpias y fresquitas, que cocinen para ti y hasta el placer de echarte crema, sin prisa, escuchando música en aparatos tecnológicos completamente cargados y con wifi sin cortes.

Son cosas que hacemos a diario y que damos por hecho sin valorarlas, creyendo que tienen que estar ahí de forma natural, pero no es así, son nuestros lujos del primer mundo.

Vivimos dentro del ruido constante en una rueda que nos arrastra y nos vuelve ciegos, egoístas y obstinados.

Cuando nos piden que aprendamos a dar gracias ni siquiera somos conscientes de los regalos que tenemos al alcance de nuestra mano cada día“.
Share.

Leave A Reply