21 días en Furgoneta. Etapa 3: Mallorca

0
 
ETAPA 3 – MALLORCA
 
 
Si aún no has visto los reportajes anteriores sobre la isla, aquí los tienes.
Esta experiencia en furgo, fue bastante desastrosa. Mallorca, al contrario que Formentera e Ibiza, es un lugar copado. Vendido. Desalmado. Donde las zonas naturales están vigiladas en busca de multas por la guardia civil o privatizadas para villas y hoteles. ¿Qué nos queda tanto a los visitantes como a los locales? Muy poquito…
Pero, vamos con la ruta.
Día 7
 
Comenzamos el tour recorriendo los pueblos de la Serra de la Tramuntana.
 
Estellenchs se encarama en la montaña y el calor de la hora de la mañana lo apacigua. El mar, lejos, lanza su embrujo sobre las casas de piedra y color.
Siguiendo la carretera, llegamos a Valldemosa: Coca de patata y granizado de almendra recomendado por una pareja majísima que hasta me ha acompañado al can en persona para gozar de lo más tipo del pueblo en el mejor local y su jardín interior ❤️ #canmolinas
 

Chopin sabía lo que hacía, cariño.

 
Las flores, la arquitectura… Estos pueblitos te roban el corazón. Sigue la carretera y para en todos ellos. Y come. Y para el tiempo.
 
Deiá y Soller, enamoran y en ellos, el paseo se vuelve cercano, sintiéndote parte del lugar.
 
Todos los reportajes sobre la excursión en tren desde Palma hasta el Torrent del Paréis aquí.
 
Día 8
 
El Pantano de Cuber es un trekking interesante coronado por el Santuario de LLuc y sus ruinas: Del siglo VII A.C. Estaba en mitad del lago.


Las cabras, los burritos, los gatos y los ciervos saltan a la carretera. Por favor, ved espacio Y POR TU CARRIL. Las curvas son muy cerradas y continuas y las carreteras MUY estrechas.

 
Todo impresiona.
Tramuntana preciosa.
 
Y así, llegamos a comer a Pollença. Qué hermoso lugar. Pueblo y puerto. Seguimos para bañarnos en Alcudia. ¿Viste éste viaje?
 
Precioso lugar, cuidado, de muralla protectora y calles brillantes. Plantas, banderines, colores, artesanía, blanco balear y esparto. 
 
Visitamos el pueblo de Artá y me recuerda muchísimo a Toulouse. Fruta en los dinteles, piedra y calma.
 
Atardece sobre la ermita de la Reserva Natural de Artá. Vimos la hermita, rodeada de cabras y bebimos agua sagrada de la cabeza del dragón.

El lugar tiene una magia muy especial.

 
Día 9
 
Desayunamos en el pueblo, ensaimada donde Tano.

 
Un bañito en Playa Del Muro En Bahía De Alcudia y sus aguas turquesas de arena blanca. Qué epifanía.

Pasamos el día en Sant Pere y conducimos hasta Cala Torta, Reserva Natural.

 
Bajar con la furgo es mortal, la carretera esta completamente destrozada, el premio: Nosotros solos disfrutando del agua transparente y turquesa.

 
Nos encontramos con Iván un furgonetero que nos conocía de redes y nos dió muchos consejos y nos regaló la primera pegatina de la setineta!!!
Gracias, Iván!!

Lo bueno de viajar en furgo es que encuentras otras personas que siempre te ayudan y te aconsejan en el camino.

Lo cierto es que en el mes que llevo viajando sólo me he cruzado con una mujer a bordo de una furgoneta sola, el resto son parejas u hombres solos y me pregunto por qué… Ella y yo en todo el viaje VS 10 hombres al día que mínimo me encuentro en el camino“.

 
Y volvimos a ver atardecer. Sin filtro. Con el sonido de los grillos el bosque las olas y los caballos de fondo.
 
Tamos ready pa cenar ❤️

Los grillos arrullan.

Cae la tarde.

Me acabo de duchar. Es la bolsa del techo.

Estoy fresquita, relajada y profundamente conectada.

Hoy le he dicho a una amiga: “Qué ganas tenía de estar cerquita de mí misma”. Aprendiendo. “Que lo único importante sea mi emoción, no lo que los demás hagan o deshagan, esa es su movida”.

 
 
Día 10
 
Desayunamos en Capdepera, disfrutando del pueblo y del castillo. Los precios DESORBITADOS. Bajamos a bañarnos a las calas, entre los barrios. Saltando entre las rocas hasta el agua de Caló d’es Carregador.
Tanta belleza y todo privatizado. La pena y la vergüenza de la isla de #mallorca precios desorbitados y naturaleza robada a los locales y vendida al mejor postor. Qué vergüenza.
 

Esto es caló d’es carregador.


Como en la mayoría de las calas sólo puedes acceder sorteando los cotos privados de las casas. LA NATURALEZA ES PÚBLICA Y NO SE VENDE.
 
Las personas hacen los lugares y menos mal que tanto en redes como en la vida siempre encuentro personas MARAVILLOSAS que son las que merecen toda mi energía y atención ❤️.
 
Dormimos en el Faro, siguiendo la estela de luz entre las estrellas.
 
Día 11
Amanecemos en Son Servera recorriendo el pueblo bajo el caloret mallorquí, disfrutando de sus vistas orgullosos de estar en un espai lliure de violencia de genere.
Subimos hasta los molinos y nos sentamos a desayunar: Pa amb Oli calent ❤️ Enorme, barato, delicioso. Zumo gigante de naranja. Y agua de litro y medio. 
 
Caló d’en Rafalino, Hoy he buscado calas escondidas, locales, entre casitas y caminos largos de arena, rocas y trekking. He conocido a Silvia que recoge el plástico de la playa (que no es poco) y está desacuerdo en lo horrible que es la situación bde privatización de la isla. Montes cortados por fincas y cotos de caza, calas y accesos a playa prohibidos por las casas construidas al borde. La asociación #proCamins la asociación que defiende devolver el acceso público al mar y al monte“.
 
Comemos un helado de toblerone viento los faros de Porto Cristo. Nos bañamos en Cala Murta y paseamos al atardecer por el por el puerto, sus canales con patos y sus ventorrillos de carne a la brasa, como el Bar kioso es Rivet casona can Jordi

He encontrado el único hogar de mallorquines de todo el puerto de Porto Cristo, es un sitio en el que se come con las manos, todo está rico, huele q brasa, todos se conocen y la cerveza es de grifo y bien tirá ❤️
Bocata y dos birras 6 euros“.

Día 12
 
Benvinguts a Manacor. Recorremos el pueblo y nos damos el capricho de ir de compras. Me encantan estas pequeñas ciudades, hermosas, tranquilas y con esencia mediterránea.
 
Pasamos por la Cala Domingos Petit hasta el precioso pueblo de esencia italiana: Portocolom y bañarnos en la Platja Arenal d’es Ases.
 
Visitamos puerto, pueblito de fiestas veraniegas y faro. Todo suena a mallorquí y hemos ido en barquita por la península hasta el faro ⛵Cuando viajo sola y me siento conectada, libre, fuerte e independiente. Humilde, cerca de todo lo que me rodea y en armonía, con todo por descubrir siempre suena música en mi cabeza y mi cuerpo comienza a vibrar“.
 
Me enamoro de todo en S’Horta y los pequeños pueblos de mar de Calongue y Santanyl. Su esencia es MARAVILLOSA, sobre todo en éste último.
 
Limonada en Alquería Blanca, donde podemos encontrar “desde una cabra montesa a un avatar, así es Mallorca y sus pueblos más pintorescos. lo mejor los bares de pueblo“.
 
Termino con un baño en el Parc Natural de Montdragó. Qué belleza. Qué naturaleza tan brutal y, aunque las villas millonarias se mojen los pies en la cala, los visitantes escalamos su muro para dejar las toallas y saltar al mar.
 
Día 13
 
Despertamos en el Faro de Ses Salines, en Mallorca hay que andar para todo bajo el sol. Las aguas turquesas tienen su precio. Desde el Far a Calonga.
Conducimos por Campos, “lMallorca más rural también existe. Joan hace queso y leche natural desde que recuerda. Unta el queso con aceite una y otra vez. Lo cura con humedad y consigue sabores de campo, tierra y verdad absolutamente deliciosos”.
 
Heladito en Llucmajor y siesta en Cala Pi, “último bañito en Mallorca ❤️

He llegado con el bañador de kiwis manchado de sangre. Al quitármelo no he sentido vergüenza. Tengo la regla. Son cosas que pasan. Lo he enjuagado en el mar. Me he cambiado y me he bañado mirando al horizonte“.

 
Último atardecer en MallorcaComiendo coca. Bebiendo vino.
ETAPA 4 – VOLVER A MADRID
 
Día 14
 
¡Rumbo a Valencia!
 
#WOMANWORDinValencia
 
Cogemos un largo ferry de vuelta con Balearia, de Palma a Valencia, con camarote incluido: cama, comida y ducha. Mi spa de vuelta a casa.
 
Llegamos a Valencia, visitamos la playa de perros y ponemos rumbo a Cuenca, su casco antiguo, sus casas colgantes y esa magia de tomar un vino en su plaza mayor.
 
Welcome home!
 
Dormimos en casa. En total, de la ruta, quitando los días que nos quedamos disfrutando del mar sin movernos, han sido 21 días viviendo al 100% en una furgoneta.
 

Paisajes inmensos.


La libertad de la nómada.

Todo sigue igual pero diferente.

Yo he cambiado y no quiero perder cómo me siento por la bruma de la ciudad, de lo cómodo, del dar por hecho, del buscar fuera.

Las plantas han pagado el pato.

Vamos a recuperarlas.

21 días.

Welcome a mi otra home.

¿Seguimos viajando?
Recuerda: MALLORCA
cala fornell – samarador – llombarts – cala blanca – llucmajor
Capdepera – cala mesquida – cala ses cavasses – cala molto – playa de cala agulla – caló des carregador – cala font de sa cala II – cala font de sa cala – cala provençal
Silvia limpia las calas – PRO CAMINS defiende devolver el acceso al mar y al monte entre las fincas.
Llucmajor – vallgornera: la cueva más grande de Europa recién descubierta. Medio ambiente – Palma GOB
Son servera – caló d’en rafalino – cala petita – porto cristo – cuevas del drach – manacor
Share.

Leave A Reply