Qué hacer en Valladolid: Castillos, vino y volar en globo

4

Valladolid: Tierra de Castillos, de vino y de dorados que encumbran el sol

Visita Valladolid: Una escapada de Castillos y Vino

He viajado a Valladolid en busca del calor de la tierra, del viento que despierta, de los campos de esa Castilla inmensa, de los animales que corren en libertad, de la gastronomía plural y del esoterismo que cautiva. 

Valladolid, una visita indispensable, una escapada incomparable, un fin de semana o un puente inigualable donde caer enamorado de sus paisajes, sin remedio alguno.

Comienza mi aventura por una tierra de historia y de mujeres fuertes y les dedico mis letras, con el corazón en las manos y el viento en el pelo:

Dicen de ti que estás loca, te denostan, critican y murmuran cuando giras tus talones evitando la fiereza de tu mirada, cuando la realidad es que temen tu poder indómito e inexpugnable. Querida Juana, vuelvo al mar de Castilla, ésa tierra de campos, de soles y cereal, de tonos dorados y cielos limpios. Me encumbro en sus almenas buscando la defensa de la palabra correcta y del sentimiento libre, ése que alce mi nombre a las estrellas otorgando libertad y deseo.

No te pierdas el vídeo completo y sigue leyendo para conocer todos los detalles del viaje día a día:

Castillos de mujeres fuertes como María de Molina e Isabel Meneses que, sin perder su esencia, demostraron en épocas oscuras, que la igualdad es cosa de seres humanos, en Montealegre, fortaleza defensiva que marcaba la frontera con el reino de León construido en estilo gótico primitivo, en el Siglo XIV. Casi sin ventanas ni huecos por los que poder ser atacados., en su cumbre el viento ruge y vislumbra en 360 su derredor, desde lo alto de la loma. 

Mi nombre es #womanword y tras de mí, una mujer arropa y aprende con dulzura que el abrazo hace fuerte y el amor cobija y engrandece bajo ese agua que despierta el mundo, transparente y cristalina: Soy Rocío.

He venido a conocer, de nuevo, #valladolidesvino y sus #castillosvalladolid  bajo el hashtag #womanwordinspain y el destacado: Valladolid.

Desde mi aventura en Cigales y sus vídeos de Turismo Rural, su Ruta del Vino, el castillo de Fuensaldaña y su visita teatralizada, un paseo a caballo por los canales, hasta una escapada completa por los Castillos más importantes de la región, sus paisajes dorados, sus viñedos naturales, sus corzos corriendo en libertad y la infinitud de un globo aerostático que pinta el arcoíris en su vela al amanecer con VallaGlobo.

Tierra plural, de cerveza artesana como La Loca Juana y sus conciertos en directo en el Castillo de Íscar, fortaleza que esconde secretos arquitectónicos en su interior, a los yacimientos prehistóricos como los del Castillo de la Mota, castillo artillero, defensivo del Siglo XV, cuya cárcel asusta en fúnebres pasillos en contraposición con su elegancia exterior elevada en Medina del Campo.

Castillos que comparten su estilo defensivo y su torre del homenaje, lugar donde el noble de turno otorgaba vasallaje a un pueblo inculto que trabajaba gratis bajo la falsa promesa de protección, como sucedía en el precioso castillo de Peñafiel, del siglo IX  y con vistas a Ribera de Duero, Duratón y los viñedos de Protos.

El Castillo, también alberga el Museo Provincial del Vino. En éste, además de comprender el proceso y la historia del vino, encontrar la existencia del abridor de láminas y jugar a descubrir las notas de los vinos, podemos comprar chocolate artesanal de exóticos sabores.

Instagrammer, la mejor foto para dejar ver su implantación en la cumbre con forma de navío y mostrar el paso de los años en contraposición con tu outfit es desde la plaza del coso, cuyas ventanas de madera permanecen cerradas durante todo el año, a excepción de los cinco días de festejos. Te vas a enamorar.

Recorro Cigales, Ribera de Duero y Rueda, denominaciones de origen, uvas, viñedos, campos y castillos y me enamoro de una tierra que exhala verdad, desde la honestidad de la mirada sincera.

Seguimos la tarde buscando el teatro que nos lleve a conocer la vida real de la Edad Media gracias a la Asociación histórica Villafuerte, quienes ataviados con ropajes de antaño, nos enseñarán alquimia, tiro con arco, naturoterapia, leyendas e historia en el castillo de Villafuerte de Esgueva, sí, como el delicioso queso.

Cogemos el coche y seguimos la visita: Tres castillos en una mañana

Comienzo con la visita al Castillo de Tiedra. Monumento de esencia, historia y dorados, donde entre campos ocres, la ermita reposa a lo lejos y el centro astronómico mira el cielo, mientras la piscina pública baña las nubes que cruzan los cielos limpios de Castilla. 

Subo sus escalones de diferente tamaño con cuidado por la escalera de caracol, alzándome por su Torre del Homenaje dejando bajo mis pues los techos abovedados del piso inferior hasta que el sol baña mi rostro.

Mirada en derredor, pasarelas de madera, laderas empinadas y la defensa por montera. Tiempos difíciles de un medievo de envidias y codicia reintentado en museo de piezas inquietantes y futuro escape room.

Visita obligada al Castillo de Torrelobatón. Imprescindible. Éste es uno de los castillos más cinematográficos de Castilla, en sus exteriores, Heston trajo riqueza al pueblo y la sapienza de la existencia de una vida mejor lejos de nuestras fronteras. Emigración y hambre, un silo y la historia de nuestra tierra retratada entre su firme piedra bañada por la luz.

Así camino, despacito sobre ésta tierra de campos, de trabajo, de cereal, de sol, de cortes, de batallas, de Iglesia, leyendas y soles y así, llego a Simancas: El pueblo donde siete mujeres cortaron sus manos en pro de su libertad, de la igualdad, de la lucha activa por ser considerados seres humanos. 

“¿Quieres mi cuerpo? Aquí lo tienes”. Así imagino a siete mujeres mancas por decisión propia, lanzado sus manos a los pies de un monarca machista, abusivo, inconveniente y pérfido. Donde cayeron siete manos inocentes y libres, habría de haber caído una cabeza vacía coronada por la inclemencia de lo injusto, de lo impositivo, de la violencia.

Ellas, Leonor, Lucía, Laura, Eva, Isabel, Yolanda e Inmaculada: “Cortémonos los cabellos, cortémonos pues las manos, desfiguremos los rostros con la sangre que manemos. Pongámonos horrorosas y así no querrán llevarnos, no querrán tomar favor si el cuerpo desfiguramos”, contra el requerimiento de las siete doncellas, una violación de Abderramán II en el que obligaba al pago de un tributo real por el que se donaba como pago al califa a siete mujeres jóvenes. “Si mancas me las dais, mancas no las quiero”, dijo el violador.

Su castillo, elegante, vislumbra desde el Siglo XV un pueblo feminista, donde el archivo general se abre paso conservando documentos sobre la vida civil de Quevedo, Cervantes o Rubens y sus vidas paralelas como espía, cobrador de impuestos, viajeros…

Saboreo la historia desde su Casa del Arte, su jardín que relaja, su vino con nombre propio y sus manjares sobre la mesa: Suave y tierna cecina, foie, ensalada de tomates de huerta y T-bone, que aúna solomillo y chuletón con patatas rizadas llenas de sal y sabor.

No te quedes con hambre, Valladolid es el lugar perfecto donde com-placer al paladar. Sigue degustando la tierra con éstas recomendaciones y no te pierdas cómo pintan en mi vídeo:

¿Dónde comer?

Valladolid es una tierra que se saborea. Toma nota y haz de estos restaurantes tu ruta perfecta para conocer los pueblos con mayor encanto de la zona:

  • Bodega la Sorbona, en Fuensaldaña. Su espectacular diseño dentro de una cueva, hace apreciar el buen tinto, el clarete y el café de puchero con aguardiente. Para comer: Torreznos, jamón, lomo, morcilla de La Maruja, chuletas, espárragos, queso de la Flor de Esgueva… manjares con los que enamorarse de la tierra.
  • Restaurante El Caballero, en Olmedo. Éste asador se sitúa en el antiguo Convento de San Francisco, en Olmedo, donde la tradición se combina con los platos especialmente desarrollados con todo el sabor del estilo actual. Desde la crema castellana, a la ensalada de brotes de otoño con queso de cabra y mermelada de membrillo. Timbal de morcilla, lechazo, cochinillo y mousse de queso, por ejemplo.
  • Tras conocer la bodega, los viñedos y la cata con tapas de jamón y quedo en la Bodega Campo Eliseo. Magdalena, venida de Francia nos narra la procedencia de su éxito con bodegas en Francia, Argentina y Chile. Dentro de la casa, con el hogar encendido sobre la bodega subterránea a 10 metros de profundidad, reconstruida para que la fermentación sea tan natural como su cultivo, podemos degustar un revuelto de trigueros y un flan de café exquisitos.
  • Comida en Peñafiel (Molino de Palacios)

¿Dónde dormir?

  • El Hotel Rural El Cuento, en Mucientes, duerme entre viñedos en el mar de Castilla sobre los montes Torozos. La tranquilidad y la calma se hacen presentes en un paisaje que como su propio nombre indica, da lugar a cuentos y leyendas.
  • El hermoso Castillo de Curiel es la elección para tomar un baño de espuma en una habitación medieval remodelada con el máximo lujo y disfrutar de la historia en nuestras propias carnes degustando el mejor solomillo y brownie de chocolate de la región.
  • ¿Quieres algo diferente? Atrévete a dormir en una especie de motel de película americana, eso sí, rodeado de viñedos, sobre un bar que huele a ibérico. Buenas noches en La Seca, en La Viña de Rueda.

¿Viajamos?

Share.

4 comentarios

  1. Este es el primer artículo que leo de tu blog (siempre te he seguido por IG y YouTube) y me encanta el estilo literario que tienes. Me encanta como aportas información útil y narrativa. Una gran escritora! 🙂

  2. Flor silvestre on

    Me ha gustado mucho el vídeo y tú artículo, me has dado pie para ir a visitar Valladolid y sus castillos. Me gusta la información que nos das y la simpatía con que lo haces. Menuda experiencia acumulada y que ricas viandas y caldos. La vivencia en globo tuvo que ser muy dura, menos mal que tuvo un final feliz. Enhorabuena Womanword.

    • MUCHISIMAS GRACIAS!!!! La vivencia me asustó muchísimo. Sí, llevo unos meses muy duros, pero seguimos adelante!! La gastronomía de ésta tierra es espectacular, igual que su historia, enamora.

Leave A Reply