Leones Marinos: Bañarte con ellos en Faunia

0

Leones Marinos: El zoo de Faunia en Madrid ofrece la posibilidad de bañarse con sus leones marinos. WILD WOMANWORD te cuenta esta experiencia en primera persona

Nunca he estado a favor de los zoos, creo que son cárceles para animales raptados de su entorno natural.

A pesar de ello, me he adentrado en varios de ellos y aunque siempre salgo con una inmensa sensación de tristeza, me parece necesario arrojar luz sobre la realidad que viven éstos animales secuestrados alrededor del mundo.

Así, en Faunia, en Madrid, tuve la oportunidad de conocer a una familia de leones marinos que, en cautividad, han aprendido a convivir con los seres humanos, a depender de ellos y a trabajar codo con codo, sin que terminemos de entender que los animales no conocen horarios de trabajo, ni su labor es entretenernos, sino vivir en libertad.

Y es que el zoo organiza, además de los espectáculos habituales, con pases, horarios y aplausos, baños con estos animales para poder  acercarnos a ellos para entender cómo son, cómo viven y sobre todo, aprender su inmensa capacidad de amor y respeto. Supongo que además, también resulta beneficioso, para el zoo, no tanto para los animales, embolsarse unos cuantos euros por persona, en grupos reducidos, en varios pases al día.

Acercar personas adultas, jóvenes, niños y personas con deficiencias a estos animales es una experiencia preciosa que permite entender la naturalidad de la vida y la naturaleza, a pesar de que el entorno sea cerrado. Los animales nos demuestras una y otra vez, su infinita capacidad de convivencia.

Una vez, viajando por Normandía, vi un león marino que bajando en busca de aguas más cálidas se quedó a vivir como mascota acogida en un pequeño pueblo pesquero, se llama Burbuja y se ha acostumbrado a vivir entre humanos, eso sí, libre.

Recordando la afabilidad del animal y el respeto con el que la gente del pueblo le trataban y cuidaban, decidí embutirme el neopreno y ponerme en las manos de su cuidador, Nacho, quien con amplia sonrisa mostraba su inmenso amor a estos animales.

Lo que más me sorprendió fue ver a animales tan enormes comportarse como «perritos» amables y obedientes, cosa que no son, son animales salvajes que pertenecen a la naturaleza, tal y como lo son: orcas, belugas, focas, delfines, elefantes…

Su olor a sardina y su cómica expresión de afabilidad, hacen que la confianza en ellos sea real en menos de un segundo. Hablo de los leones marinos, claro…

Durante la experiencia, se descubren diferentes facetas de estos animales, donde viven, cómo son, su agilidad… realizando varios ejercicios con ellos y acercándonos poco a poco a la piscina de agua salada y gran profundidad que representa un hogar diminuto y cautivo que no permite el desarrollo real y físico de la capacidad y potencia de éstos animales.

Amables y sociales, recubiertos de pelo, aunque de lejos su piel parezca neopreno, al pasar la mano por su lomo en sentido contrario se descubre un pelaje color marrón oscuro denso y fuerte. Sus pies, aletas palmípedas con afiladas y fuertes uñas, al igual que su gran dentadura perfecta para cazar y comer carne, ya que los leones marinos son mamíferos carnívoros.

Lo más gracioso es su olor a sardina y lo más sorprendente es la asombrosa velocidad a la que son capaces de nadar, sumergirse y saltar. Es realmente abrumador verles limitados a una piscina de cristales transparentes.

Primero, los leones marinos salen de su hogar para aparecer en la piscina y mostrar su agilidad y su compenetración con Nacho. Después, uno a uno nos sumergimos sentados en la piscina y el león marino, posa su cabeza sobre nosotros para después saltarnos. Para terminar, nos bañamos con el león marino en su piscina y sentimos la fuerza de su capacidad.

Una experiencia preciosa y a la vez triste que permite conocer un animal precioso y fiel, que nunca volverá a nadar en el océano por decisión, negocio y egoísmo humano.

¿Quieres verlo todo?

WILD WOMANWORD: Baño entre leones marinos by WOMANWORD

WILD WOMANWORD: Baño entre leones marinos by WOMANWORD

WILD WOMANWORD: Baño entre leones marinos by WOMANWORD

WILD WOMANWORD: Baño entre leones marinos by WOMANWORD

WILD WOMANWORD: Baño entre leones marinos by WOMANWORD

WILD WOMANWORD: Baño entre leones marinos by WOMANWORD

WILD WOMANWORD: Baño entre leones marinos by WOMANWORD

WILD WOMANWORD: Baño entre leones marinos by WOMANWORD

WILD WOMANWORD: Baño entre leones marinos by WOMANWORD

WILD WOMANWORD: Baño entre leones marinos by WOMANWORD

WILD WOMANWORD: Baño entre leones marinos by WOMANWORD

WILD WOMANWORD: Baño entre leones marinos by WOMANWORD

WILD WOMANWORD: Baño entre leones marinos by WOMANWORD

WILD WOMANWORD: Baño entre leones marinos by WOMANWORD

WILD WOMANWORD: Baño entre leones marinos by WOMANWORD

WILD WOMANWORD: Baño entre leones marinos by WOMANWORD

WILD WOMANWORD: Baño entre leones marinos by WOMANWORD

WILD WOMANWORD: Baño entre leones marinos by WOMANWORD

WILD WOMANWORD: Baño entre leones marinos by WOMANWORD

WILD WOMANWORD: Baño entre leones marinos by WOMANWORD

WILD WOMANWORD: Baño entre leones marinos by WOMANWORD

WILD WOMANWORD: Baño entre leones marinos by WOMANWORD

WILD WOMANWORD: Baño entre leones marinos by WOMANWORD

WILD WOMANWORD: Baño entre leones marinos by WOMANWORD

Share.

Leave A Reply