Dos Hombres solos sin punto com… ni ná

1

Por Rocío Pastor Eugenio.

Ayer asistí a la prórroga de un espectáculo que no debe pasar desapercibido. Tras un duro trabajo, constancia y superación, Dos Hombres solos sin punto com… ni ná

Antes de dar comienzo una función de casi dos horas y media, los aguadores recorren el moderno teatro presidido por el imponente telón de terciopelo burdeos, ofreciendo botellas de agua bajo el ritmo de una musiquilla alegre de cantina mientras la voz en off anuncia el comienzo del espectáculo advirtiendo gravemente, que los asistentes se abstengan de hacer comentarios en alto durante la representación.

Lo cierto es que no cuesta mucho entender a qué hace referencia dado que nada más alzarse el telón, la conexión es inmediata.

Manolo Medina, director, autor y protagonista, domina las tablas con su singular personalidad, atento, agradable, personal, sincero, atrevido y muy original. Con su delantal de volantes, sus zapatillas de andar por casa, su abanico de lunares y su particular sentido de la decoración dará un repaso eficaz, a un ritmo trepidante, a temas actuales desde la cotidianidad de una España que sobrevive con humor.

Así, religión, política, monarquía, créditos, relaciones de pareja, prejuicios, economía, cine, romanticismo, recortes, sevillanas, páginas web y geografía se dan cita entre llamadas de teléfono, monólogos, chistes, diálogos y la convivencia con su alter ego, Rodrigo Ponce de León.

Ambos, cómodos en la escena, ágiles, dinámicos y con un lenguaje cercano, transmiten su energía y su alegría contagiando a todo el patio de butacas. La obra derrumba la cuarta pared creando un todo positivo de naturalidad compartida gracias a la expresividad y a la dulzura, a los guiños y a la ironía positiva que hace posible la intimidad compartida de 400 personas a la par.

Un esfuerzo palpable que ha creado una obra impresionantemente hilarante, personal y seductora con la que, días más tarde, seguir bromeando y disfrutando de su alegría y naturalidad.

A todo esto, sólo es posible añadir un: «Felicidades por un trabajo tan sincero y cuidado, su, su...».

Share.

1 comentario

  1. WomanWord,felicidades por tu consejo y gracias.Pasé casi 3 horas de risa y falta me hacía…Los actores: Manolo, gordito, simpático, con una agilidad mental y verbal increibles, con una sonrisa tierna y preciosa que se hace querer. Rodrigo, feito pero enormemente atractivo. A los dos gracias por hacernos ver la realidad con tanto humor. Recomiendo ésta obra.

Leave A Reply