Feliz Día del Padre

3

Por Rocío Pastor Eugenio.

Los comienzos de este día encuentran su origen en la controversia y su equilibrio en el paso del tiempo que ha hecho del día de hoy una fiesta reconocida con valor para aquella mitad sin la cual no existiríamos: El padre.

Los modelos de familia han cambiado, pero la figura del padre, sea quien sea quien la ejerza, resulta fundamental, a pesar de la carencia del cordón umbilical que une más allá del intelecto, con su apoyo, cariño y reconocimiento, ayuda a forjar seres humanos completos y felices.

Así pues, hoy dedico unas pequeñas letras al mío. A mi padre.

Mi padre siempre cuenta cómo fue nuestro primer encuentro. Yo muy pequeñita, él algo más joven. Nos miramos un segundo y dice, vio dos ojos azules que le sonrieron: «se llamará Rocío».

Después llegaron los versos que explicaron mi nombre: «Naces perla de la noche, manto de estrellas al alba, transparencia cristalina que da vida a la mañana». Y así, día tras día, crecí  fuerte, consentida en la libertad de expresión, las letras, la música y la capacidad de abrirme un camino independiente de pasos decididos.

De darnos la mano, compartir la pasión por la gastronomía y pasear acompañados por la luna, a la complicidad y a las palmadas acompasadas para empezar el año con ritmo. Las peleas adolescentes, las posturas demasiado rígidas, la espera que marca el reloj con sus agujas en las primeras salidas acompañado de mantita en el sofá, los debates enfrentados, la ironía, las bromas, la distancia y la búsqueda del equilibrio que nace desde el cariño para aprender a ser tú, mi padre y yo, tú hija.

Un camino de batalla reflejada en un espejo de alma de artistas descontrolados que con el tiempo han aprendido a quererse de forma primitiva, a «viajar con el tiempo», que es lo importante, como tú dices, papá: «a sentir el viento fresco en la mañana y la brisa de sal que el mar renace y brindar por la vida y por un sueño paralizando el tiempo en un instante».

Hoy y siempre a mi lado, constante, testarudo, incendiario y creciendo en rima, verso a verso.

Y como te decía de pequeña: «No te mueras, papet».

«Sonríe porque sabe en el camino, que su lucha es tenaz ante la herida», Antonio Pastor Gaitero.

FELIZ DÍA EL PADRE

Share.

3 comentarios

  1. Antonio Pastor on

    Y es feliz, ha sido feliz el día, he recibido el abrazo de tus palabras y recordado los pasos que hemos dado juntos hace muchas lunas y, me quedo en todos los ciclos con tu sonrisa y tu fuerza, haces que me sienta importante por tu presencia, te valoro, te respeto y te quiero. Recuerda que tenemos muchas canciones que hacer para cantarlas juntos.

  2. flor silvestre on

    Tu padre tiene que sentirse muy satisfecho al leer lo que le has escrito, casi me da envidia…estoy deseando que llegue el dia de la madre.

Leave A Reply