La Taxidermia de Moisés Nieto

1

 

Ahora más que nunca se hace fundamental el tener una visión positiva que nos lleve al desarrollo personal y creativo para añadir valor a todo lo que nos rodea, de forma activa, dando vida, uso, a todo aquello que murió. En este concepto del reciclaje con cierto punto vintage nace: Taxidermia.

«He vuelto a mis orígenes», confiesa el diseñador.

Sudaderas sport de luxe, reforzadas en neopreno, con un patito enjoyado al frente, justo en el punto de mira. Y es que los accesorios han sido adquiridos en rastrillos de todo el mundo: Madrid, Londres, Berlín, París… aplicaciones de lámparas, embellecedores de puertas, bichos disecados… ahora conforman bellos accesorios de joyería: originales collares, gratas aplicaciones, elegantes anillos con encapsulada vida en su interior…

Cremalleras joya que ayudan a jugar con el largo. Así, se puede elegir entre llevar un vestido lady largo o «corto, corto, corto», según el humor, la situación o el evento de cada día.  Las piezas ganan en valor y en utilidad.

Los estampados, hechos por la firma: Moisés Nieto, han recuperado el valor de ese usado, sufrido y siempre acogedor parquet.  Éste, matizado desde el suelo de una galería de arte de la Gran Vía.

Bolsos unisex de tamaño real con una mezcla de texturas y colores que quitan el sentido: turquesa, mostaza, charol, cocodrilo, napa y un interior acabado y de gran calidad. De Iphigenia para Moisés Nieto. También de Iphigenia, los zapatos que aportan el toque de color.

«Taxidermia habla de dar vida a algo muerto. Hemos rescatado tejidos, prendas y materiales de otras épocas, lugares y personas. Como el conejo comprado en Berlín y que ahora se ha convertido en una espalda y un cuello de prendas diferentes. Lo que hacemos es deconstruir prendas antiguas para darle un nuevo uso.  Así, la colección parte de una línea muy masculina con gabardinas, hombro muy marcado, años ’40 y de ahí, pasa a una línea muy femenina años ’50, más suave y marcando la cintura», explica Moisés.

Combinados de lana con neopreno en doble faz dando mucho cuerpo, en patrones modelados sobre maniquí «para darle más vida, más esencia», terciopelo, piqué de punto, crepe de seda, «muy poquito pelo sintético», lana y gasa.

Más complementos: Las gafas vintage en colaboración con Óptica Toscana.

La colección cierra evolucionando a la elegancia del negro combinado con transparencias de encaje y largos. De esta forma, la colección pasa por de lo funcional a lo casual hasta llegar a la sofisticación, «in crescendo».

Su estilo sigue intacto, es fácil reconocer sus prendas dentro y fuera de la pasarela: «esta colección es más yo. Busco un fin claro».

Fotografía de/ por Rocío Pastor Eugenio. WOMANWORD

Fotografía de/ por Rocío Pastor Eugenio. WOMANWORD

Fotografía de/ por Rocío Pastor Eugenio. WOMANWORD

Fotografía de/ por Rocío Pastor Eugenio. WOMANWORD

Fotografía de/ por Rocío Pastor Eugenio. WOMANWORD

Fotografía de/ por Rocío Pastor Eugenio. WOMANWORD

Fotografía de/ por Rocío Pastor Eugenio. WOMANWORD

Fotografía de/ por Rocío Pastor Eugenio. WOMANWORD

Todos los textos e imágenes tienen derechos de autor. All Rights reserved.

Share.

1 comentario

Leave A Reply