|International Lifestyle Traveller | Viaja Conmigo

Un día en el Guggenheim de Bilbao

0

Llegar a Bilbao tiene un punto de referencia obligatorio que visitar, desde el que comenzar y terminar la visita a la ciudad.

Frente al Puente de Deusto y al de la Salve, el Museo más luminoso del mundo, brilla bajo los destellos del sol frente a la Ría del Nervión o ría de Bilbao.

La grandeza del Guggenheim se despliega tanto por dentro como por fuera de sus muros que, frente a mis ojos, simulan la estela de un barco en alta mar.

Sus esculturas toman así las calles creando admiración y juego constante de cultura comunitaria. Las más callejeras como la araña llamada: Mamá, de Louis Bourgeois, mide 10 metros de altura y pesa 22 toneladas, construida en bronce, acero inoxidable y mármol. Subiendo las escaleras de mármol que describen el flanco derecho del Museo, el Puppy de flores de Jeff Koon compite en colorido con las flores de la terraza del museo frente a la fuente de Klein.

El museo en sí y su interior ostentan el juego, la geometría, la forma y la voz del arte moderno, a través de sus mensajes y arquitecturas, como las que retumban en eco bajo la firma de Serra, las redondeces abruptas y suaves mezclando texturas de Chillida, o el magnífico color Gerhard Richter.

Subir y bajar por su ascensor y perderse entre sus pasillos es una de las cosas más bonitas y enriquecedoras que regala la ciudad.

No te pierdas mi recorrido completo por Bilbao en Vídeo: Pincha aquí

Más Info

Bilbao

Norte de España

Road Trip en España 

En velero desde Bilbao a Porto

Jeff Koons

Share.

Leave A Reply

siete + 12 =