|International Lifestyle Traveller | Viaja Conmigo

Entrenar en casa

16

Desde hace unos años entreno a diario, todos los días de la semana, como método para relajar mi cabeza a través del movimiento del cuerpo.

Como freelance, los horarios se exageran copando cada momento de descanso, el cuerpo se cansa y el cerebro clama respirar. Para curarme en salud de los momentos de cansancio extremo y permitirme horarios de trabajo saludables, comencé a entrenar a través de diferentes disciplinas.

Para ello, además de ir al gimnasio donde desarrollo diferentes actividades de tonificación y cardio como trx, combat, body pump, pilates, crossfit, tabata, hitt o ciclo indoor, salgo a correr 3 veces por semana y practico yoga cada mañana, desde hace 6 años.

Éstos son algunos de los ejercicios que combino cada día, tanto cuando sigo la clase o la tabla en mi gimnasio, como cuando entreno sola en casa.

Sólo necesito unas pesas, una esterilla y un fitball.

Tras comenzar respirando generando movimiento en mi cuerpo y liberando la mente para despertar desde la calma, comienzo con movimientos de yoga que provoquen la fluidez siguiendo la enseñanza del agua:

Saludos al sol, el perro, la vaca, la paloma, el camello, el gato, la cobra, el guerrero… aumentando la intensidad de los mismos mientras avanzo en el ejercicio.

Después, voy alternando éstos ejercicios de forma natural con ejercicios de gap y core, avanzando después con ejercicios sobre fitball, con pesas y repeticiones de funcional siguiendo el ritmo del tabata o el hitt, respirando durante los mismos sin realizar patrones bruscos para unir burpees, sentadillas, flexiones y abdominales con planchas de diferente tipo.

Así, me permito trabajar un todo completo aumentando la intensidad y generando consonancia.

Gracias a todo lo aprendido en las clases y en cada disciplina puedo generar tablas propias en las que mejorar y trabajar equilibrio, abdomen, glúteos, piernas, espalda, brazos, hombros, pecho, flexibilidad, fuerza y resistencia.

El ejercicio diario es necesario a nivel de salud, emoción y psicología. Ya lo decían los griegos… “Mens sana in corpore sano” y llevaban toda la razón. No se trata de amoldarse a los cánones estéticos sociales sino de ser la mejor versión de uno mismo con la que sentirse fuerte, confiado, resistente y vivo.

En estás imágenes, muestro algunas de las posturas que desarrollo en mi ejercicio en casa. Se trata de estirar y respirar ganando estabilidad desde la tranquilidad y la fuerza interior. Una enseñanza muy positiva para aplicar al día a día.

El yoga invita a abrir nuestro pecho al universo, a no tener caretas, a fluir como el agua, a resistir como los animales y a ser uno con la tierra en la que nos enraizamos para conseguir equilibrios imposibles entre el suelo y el cielo cuidando cabeza, cuerpo y corazón.

Entre ejercicio y ejercicio, recuerda sonreír, agradecerte todo lo conseguido cada día adaptándote a los cambios, resistencias y posibilidades que ofrece cada día de forma diferente. Aprenderás a escuchar tu cuerpo y poco a poco a atreverte a superar tus miedos y fronteras físicas. Si te da miedo, con cuidado, házlo con miedo. Para mí, ha sido toda una revelación y pura felicidad conseguir, por primera vez en mi vida, realizar una invertida.

Vence a la pereza y apuesta por ti [email protected] Créeme, sí, se puede.

(Sigue leyendo, más info debajo de las imágenes)

 

Créditos

Aquí, aparezco con las mallas de ejercicio de Hunkemöller, sobre la esterilla de yoga de Decathlon España y  me ayudo para profundizar las posturas con los bloques de Primark.

Las fotos han sido realizadas por mi amigo David Rivas.

Share.

16 comentarios

  1. Hola,
    hay que tener mucha fuerza de voluntad para poder entrenar en casa.
    Te admiro!
    Yo lo intento un día, máximo 2 y después ya siempre digo:
    Después,despues….y así se van pasando los días. jaja!
    Un saludo!

    • Jaja Laura, todo es irlo integrando en tus días. Cuando sientas ese impulso, simplemente hazlo en ese momento. 20 minutos al día son ya una partida vencida! Y así durante los viajes podrás mantener tu equilibrio 🙂

  2. el deporte es básico en la vida, y es algo que se tiene que fomentar desde bien pequeños, sea cual sea nunca hay que dejar de hacer deporte! ya sea entrando en casa o en el gym o en la calle, por suerte en España tenemos un buen clima que nos permite entrenar casi a diario en la calle, no te digo ya en Valencia jejej, por cierto yo tambien le doy al running, me encanta salir a correr y desconectar!

    • Eso es verdad! Lo cierto es que nunca había hecho deporte como tal hasta ahora. Bailaba y después comencé a hacer yoga. Descubrir el resto de disciplinas e incluso el running más los deportes de agua, ha sido una liberación y estoy encantada.

  3. Hola Rocío, la verdad es que me alegro de que alguien con tantos lectores como tu difunda la importancia de trabajar la mente y el cuerpo para disfrutar de una vida tranquila, sosegada y plenamente activa. Tus capacidades se multiplican cuando todo tu ser está en paz, y la disciplina, es muy muy importante, casi lo que más cuesta adquirir. Entrenar en casa como tú haces es muy buena opción. Me incluyo en ese grupo, pero ahora no podría pasar sin mis momentos para mi misma en los que me despejo y priorizo lo que más importa practicando meditación y yoga. Enhorabuena por el artículo. Un saludo. Luz.

    • La verdad es que yo antes no era así. Cuando comencé a hacer ejercicio noté una mejoría en mi salud mental, equilibrio en mi salud emocional y fuerza en mi cuerpo que me protege de enfermedades y me mantiene fuerte en mis viajes. Es decir, encontré estabilidad. Poco a poco, fui aumentando mi rutina y hoy en día entreno a diario viendo los beneficios que obtengo: resistencia, tonificación, calma, equilibrio y templanza. Me ha encantado leer ésta frase: “Tus capacidades se multiplican cuando todo tu ser está en paz”, es exactamente el trabajo que hago. La disciplina deja de parecer tal cuando te hace feliz. Entonces es una elección diaria, casi un capricho. El yoga es muy importante para mí y la magia de ver como el cuerpo cede y aguanta, es poesía. Gracias por leerme y por tu precioso comentario.

  4. Pues yo antes era igual, durante 6 años pesas 5 días a la semana, después me dio por correr, después por yoga y de repente lo dejé todo. Antes era un no poder vivir sin deporte y ahora es un no soy capaz de ponerme. ¿Alguna idea para vencer la pereza y volver a entrenar?

    Me he motivado mucho con este post!!

    Mil gracias,
    Ascen

    • Jaja Amiga Ascen! El intermedio que te haga feliz, es tu clave. Sí, la idea de que te mereces tener tiempo para cuidar de ti misma, te lo mereces. Hacer deporte puede ocupar 20 minutos de cada día o 1 hora día sí, día no. Encuentra la fórmula que te permita sentir que lo haces por que te hace feliz, no como imposición y que te mueva del sofá, por que ese arranque, amiga, es para ti, por que te lo mereces.

  5. La verdad es que te felicito por esa disciplina! yo si no es que voy al gimnasio me cuesta mucho hacerme el tiempo, pero es cierto que si no ejercitamos, la cabeza lo siente (incluso más que el cuerpo!) Yo suelo salir a correr, gran ejercicio para dejar la mente en blanco! Eso sí, seamos responsables y hagamos los chequeos médicos necesarios para estar tranquilos con el esfuerzo físico. Saludos!

    • El cuerpo es el reflejo de la cabeza y las emociones que se nos estancan. El estrés es nuestro peor enemigo y se combate con movimiento que libera. Me gusta salir a correr, pero cuando no puedo, los ejercicios en casa me ayudan a mantener esa dinámica de movimiento que muchas veces el ordenador me roba. Eso es, con deporte, dejamos la mente respirar! 🙂

  6. Madre mía, qué cantidad de ejercicios diferentes que haces! yo creo que sería incapaz de entrenar en casa, cualquier cosa me distrae.
    Me encanta que no se trate de una imposición de un canon sino de una mejora personal ?

    • Puedes hacerlo. Es simplemente eso, cuidado de mi misma, dedicarme tiempo y mimo para proteger mi mente y mi cuerpo para el día a día. La belleza llega si eres feliz. Sobre todo como antídoto para esos días que no da tiempo o el clima o el ritmo diario no permite llegar al gimnasio. Viajar, redactar, reuniones, producción. Cuando toca estos momentos de oficina, para nosotras viajeras, mantener el cuerpo en forma para cuando toca cobertura, es esencial.

  7. Entrenar en casa es algo que a mi se me dificulta muchísimo, la rutina de transporte en mi ciudad es complicada y aveces el tiempo no alcanza para tantas cosas. sin embargo, siento que en ocasiones lo necesito, el estrés y los días pesados son complicados de manejar y esta puede ser la mejor forma de escape para lograr esa plenitud que todos buscamos. Intentaré seguir tus consejos, solo tengo una pregunta ¿Que horario es mejor para hacerlo? ¿Cual nos recomiendas?.
    Gracias.

    • Yo te recomiendo que encuentres un momento al día que puedas integrar de forma sencilla y habitual para que, poco a poco, llegue a ser algo natural para ti. Al despertarte, mientras haces el café. Antes de preparar la cena… depende de momento del día en que te sientas más activa teniendo en cuenta si el deporte te relaja o te activa. Si es la primera, hazlo por la noche, si no, hazlo a primera hora. Dedica primero 20 minutos, luego 30, luego 1 hora. Como bien dices, ayuda, sobre todo, a disminuir los niveles de estrés y liberar la mente y el cuerpo, acaba con las contracturas derivadas de éstos malos hábitos y nos hace sentirnos más felices y, cuando consigues dedicarte tiempo para cuidarte, sientes esa plenitud de: “lo he logrado”. Te lo mereces.

Leave A Reply

6 + 6 =