| International Lifestyle Traveller | Viaja Conmigo

Wales Vlog: Gastro en Gales

0

#WOMANWORDfoodie

He recorrido Gales a mordisquitos. Desde las montañas de Snowdonia a lo que un día fue Camelot en el corazón de Cumbria, en Carlisle. A las orillas de donde Excalibur fue liberada para dormir en las profundidades del lago y a través de pequeños pueblos de colores cobijados en los valles sobre la rivera del río.

Gales es un reino mágico donde la naturaleza convive bajo el clima cambiante y los paisajes llenos de luz. Ovejas, prados y repostería con productos naturales cultivados en la tierra.

Hoy, os presento mi recorrido por esta parte de Gran Bretaña, donde he aprendido de sus fronteras, mediante las personas que se han sentado conmigo a la mesa o que han llenado mi plato. Sonrisas tranquilas y comida abundante. Sabor y presencia, definen una tierra de contrastes y calidez.

He comido Gales, más allá de su fish and chips, su sticky toffee, su cerveza, su whisky y su beef cottage pie, más allá de sus restaurantes, cafeterías y hoteles, he degustado el sabor de sus castillos.

Y todo, como siempre, llega en primera persona para ti, para que viajes conmigo, todo lo visto, saboreado, olido y saboreado, te lo cuento en éste vídeo.

Créditos

Como has visto en vídeos anteriores y en éste mismo vídeo, éstos son los restaurantes que recorrí en mi ruta por Gales:

  • Cena: Mejillones con salsa de vino blanco en el The Black Boy Inn, en Caernarfon. Restaurante y Posada desde el Siglo XVI.
  • Desayuno: Tostadas, zumo de naranja natural, café con leche y porridge inglés en The Black Boy Inn, en Caernarfon.
  • Comida: Bistro Hebog, en Beddgelert. No te pierdas la cerveza de Snowdonia.
  • Cena: Ruthin Castle. Precioso castillo del Siglo XIII en el que dormir, pasear sus alrededores y tomar una espectacular cena en su elegante restaurante. Apuesta siempre por la sopa del día, natural, agradable y muy reconfortante tras todo un día de trabajo y caminos y sus especiales gnocchi con espárragos. De postre, la espectacular tarda de chocolate o el banoffee. Desayunar, a la mañana siguiente, bajo sus ventanales mirando a los jardines del castillo, sus pavos reales y sus monolitos celtas, es toda una experiencia.
  • Comida: The Corn Mill Inn, Cumbria; antiguo granero que molía gracias a la fuerza del agua del río, hoy se ha reconvertido en un elegante restaurante de madera y cristal con vistas al agua. Los platos típicos, el rissotto de gambas y el brownie de chocolate, son únicos. Además, tienen una amplia selección de vinos muy sabrosos.
  • Cena y desayuno: en el maravilloso salón del Appleby Castle. Su alta gastronomía realizada mediante alimentos de temporada de productores locales y su decoración real de la época confieren a este hotel de ensueño un aire grandioso del que dejarse contagiar.
  • Comida: George & Dragon Pub, en Clifton. Es momento de dejarse embaucar por la gastronomía local con sus platos más típicos.
  • Cena: The Shabby Scholar, Carlisle. Las mejores hamburguesas y toffees caseros de Gales.
  • Comida: Hell Below and Co, Carlisle. Comida rápida y las mejores playlist a toda pastilla. Comer bailando es posible.

Además, recorrer sus supermercados, cafeterías y pastelerías es toda una experiencia. Gales sabe a Toffee y huele dulce. Es imposible no caer enamorada de ella.

Nota

La música del vídeo es Copy Right Free gracias a Imovie.

Share.

Leave A Reply