| International Lifestyle Traveller | Viaja Conmigo

Cáceres: En busca del silencio

0

Valencia de Alcántara, El Reino del Silencio (Finca El cortiñal), cena en El Convento de San Pedro de los Manjares 

Conduzco por la carretera N-521 camino a Valencia de Alcántara, 97 kilómetros desde Cáceres por carreteras tranquilas y naturaleza en cada costado.

Serpenteando por los caminos, adivinando las señales y parándome a hacer fotos entre los vibrantes colores del trayecto, sigo en dirección a La Fontañera y después giro a la izquierda, conduciendo despacio para no perderme la salida.

Así, llego a la Finca El Cortiñal asentada en mitad del campo, rodeada de naturaleza viva, fauna y flora y capaz de transportarme a un silencio diferente, un silencio desconocido, donde hasta el viento tiene canción.

Carola me recibe con una sonrisa acogedora, se reúne conmigo en la biblioteca, una casita independiente entre este prado de pequeñas construcciones de piedra agradable y relajante.

Los altos techos terminan en madera y los amplios sofás me engullen en una cómoda sensación de confort.

Respetando los muebles de los labriegos y dando ese carácter de lujo con historia y diseño a la decoración, charlamos con un zumo de naranja entre las manos.

Me cuenta que su recinto, su reino, “habla del silencio”.

WOMANWORD en el Reino del Silencio by WOMANWORD

WOMANWORD en el Reino del Silencio by WOMANWORD

Paseamos por la finca descubriendo las diferentes casita-habitación que las componen. Todas las facilidades, grandes puertas de madera, recibidores terraza que miran y respiran al campo con sus grandes árboles, sus flores y su ambiente aislado, paradisiaco, pastoril. Con artículos de baño de productos de la tierra compuestos por aceite de oliva y gran calidad y aroma, una cesta de bienvenida cargada de fruta y chocolate y una cama king size que invita al descanso.

WOMANWORD en el Reino del Silencio by WOMANWORD

WOMANWORD en el Reino del Silencio by WOMANWORD

WOMANWORD en el Reino del Silencio by WOMANWORD

WOMANWORD en el Reino del Silencio by WOMANWORD

Fuera de mis muros, un gran lago, ranitas cantoras de grandes pulmones y cuerpos chiquititos, varios perros calmados, caballos que se acercan a saludar cariñosos y caminos de kilometraje y para de madera paseando entre las grandes vacas que corren huidizas ante los pasos de la talla 36 de una humana cualquiera.

Un paraíso.

WOMANWORD en el Reino del Silencio by WOMANWORD

WOMANWORD en el Reino del Silencio by WOMANWORD

WOMANWORD en el Reino del Silencio by WOMANWORD

WOMANWORD en el Reino del Silencio by WOMANWORD

WOMANWORD en el Reino del Silencio by WOMANWORD

WOMANWORD en el Reino del Silencio by WOMANWORD

Me relajo en el spa flotando en el jacuzzi con vistas a la naturaleza, me visto y me voy.

Cojo el coche al atardecer y conduzco entre los naranjas del campo con las ventanillas bajadas dejando que los aromas de la tierra inunden mi momento. Callejeando, buscando las señales y preguntando a voz en grito después a los caminantes, llego a San Pedro de los Majarretes, a escasos kilómetros de la frontera con Portugal.

Me recibe Luis y me hace una visita guiada de la Hospedería del Convento, su sierra, sus productos recogidos del rico campo que varía su amplia capacidad culinaria, su huerto y hasta me habla de sus cerditos, esos que cría, ama y después convierte en jamones de bellota criada en libertad.

En la mesa, José y Cipri, me agasajan con una sucesión de platos preparados con mimo realizados con productos de temporada, de la tierra y carne salvaje, libre, llena de sabor y cazada sin artimañas.

Estar en la Sierra de San Pedro de Majarretes, en la pedanía de Valencia de Alcántara, en el Parque Natural del Tajo Internacional, en la Hospedería del Convento, hace que una se sienta pequeñita y a la vez importante, no hay mejor manera de celebrar esta maravillosa sensación que con un licor de guinda de la Sierra y un postre helado de nuez cogida del árbol.

De vuelta en el coche, tras la cena abundante, he vuelto a cruzar al país vecino casi sin darme cuenta. Los canales de la radio cambiaron de idioma y de repente estaba en otro país. De vuelta a la carretera y en dirección a mi próximo destino, bajo un cielo estrellado y sin más luz que la de la luna llena, hoy duermo de nuevo en España bajo el canto de las ranas, en un escenario bucólico sobre un prado verde de perros que cantan al haz, ranas que croan en la charca y mosquitos pesados.

WOMANWORD en el Reino del Silencio by WOMANWORD

WOMANWORD en el Reino del Silencio by WOMANWORD

WOMANWORD en el Reino del Silencio by WOMANWORD

WOMANWORD en el Reino del Silencio by WOMANWORD

Más Información

Cáceres 

Cáceres en Vídeo 

Cáceres en Foto #WOMANWORDinCaceres 

Gastronomía 

Vlog

Viajar 

Share.

Leave A Reply