| International Lifestyle Traveller | Viaja Conmigo

Esperando a Godot

1

Los domingos se alza la manga de la camisa y saca el reloj la obra Esperando a Godot, un título que siempre apetece y convence.

Y es que esta tragicomedia francesa dividida en dos actos, repite el vacío al que nos sume el tiempo entre el deber establecido, el escapismo a la norma y la necesidad de ser sin terminar siendo.

Un conglomerado de sin sentidos, de ansiedad, de provocar la ira, la angustia y el malestar con el simple dilema de “matar el tiempo” muriendo con él.

Existencias inextistentes que no buscan más que terminar de ser, de estar, en el devenenir de los días donde un día más representa, sin lugar a dudas, un día menos.

Todo eso sobre unas tablas que hacen reír, que quitan el habla y que instan a salir gritando, corriendo de la sala y vivir, vivir por cada poro, en cada segundo, en cada centímetro de piel. Vivir por dentro, por fuera, gritar, saltar y no olvidar nunca el valor de unos días en los que cada momento expira sin retorno.

Más Información

Teatro

Share.

1 comentario

  1. Ricardo Carrasco on

    Buena interpretación, buena obra, hacía tiempo que no la veía y la verdad es que después de tu critica de la obra decidí aventurarme en las profundidades del teatro Alfil, fué muy buena elección, gracias Womanword por guiarme dentro de tan amplia oferta teatral de la capital Madrileña¡¡¡¡ siempre un acierto contigo 🙂

Leave A Reply