| International Lifestyle Traveller | Viaja Conmigo

Contar Calorías de forma sana: Descubriendo la dieta Thalasso

0

Sentada con Andrés Notario, jefe de cocina del Hotel Océano Health Spa, descubro cómo se combinan y crean con magia unas dietas estrictas, para hacerlas sabrosas, completas, complejas y apetecibles.

La dieta thalasso se inspira en la talasoterapia y recupera el sabor del mar contando calorías y creando platos saludables, completos y ligeros creando un total de 1400 calorías al día.

Para comer en este resort, se comienza por un desayuno buffet en el que hasta el bacon contiene cero grasa y los huevos fritos se han hecho a la plancha, eso sí, conservando todo el sabor.

A la hora del almuerzo, la carta se despliega y entre la variedad ofrecida, resulta imprescindible degustar los langostinos con arroz, espinacas y emulsión de almejas; las vieiras gallegas con papas arrugadas y mojos canarios verde y rojo o los penne de marisco, tomate y albahaca.

De postre, quesos canarios con miel de palma y frutos secos y para beber cualquiera de sus vinos típicos canarios: el Tinto de Tacoronte o el rosado de Isora, ambos dulces, con cuerpo y múltiples notas fáciles de captar.

Dieta Talaso en el  Hotel Océano Health Spa by Rocío Pastor Eugenio. All Pictures by WOMANWORD

Dieta Talaso en el Hotel Océano Health Spa by Rocío Pastor Eugenio. All Pictures by WOMANWORD

Dieta Talaso en el  Hotel Océano Health Spa by Rocío Pastor Eugenio. All Pictures by WOMANWORD

Dieta Talaso en el Hotel Océano Health Spa by Rocío Pastor Eugenio. All Pictures by WOMANWORD

Para la cena, sopa de marisco realizada con pescado fresco y caldo de pescado con azafrán y alga dulce, además de cherne, salmón, acelga, zanahoria, arroz y cebolla. De segundo, dorada al horno en papillote con cero grasa, calabacín, tomate, alga nori y aceite de pimentón. Suave, ligero y bajo en sal.

De postre, normalmente, alguien que siguiese el menú talaso estricto, comería toda la fruta que quisiera. En mi caso, me decido por el semifrío de vainilla y chocolate.

Así, Andrés desarrolla una carta completa de productos del mar, baja en calorías, vegetariana, adaptada a cada uno de sus clientes y que contiene, además, algunos platos de carne para hacerla completa y al gusto.

“Hay que aprender a comer y dejar que cada parte del cuerpo haga su función, en sus tiempos para que el cuerpo adquiera de forma sana y equilibrada los nutrientes”, reflexiona.

Cocina al vapor, sólo usa aceite de oliva virgen extra y se adapta a cada cliente con una limpieza extrema de su cocina y sabiendo qué usa para qué evitando alergias e intolerancias.

También ha aprendido a cocinar para los pacientes del método Mayer que desarrollan su propio menú methabolic balance a quienes mediante un análisis de sangre les establecen qué alimentos puedes comer y cuáles no. “Esta dieta es para toda la vida, por lo que es importante enseñarles cómo hacerla rica y variada. Es muy importante llevar una dieta adaptada a uno mismo según genética y según actividad”.

En la carta, casi permanente y con seis tipos diferentes de algas, todo está controlado y especificado.

Dieta Talaso en el  Hotel Océano Health Spa by Rocío Pastor Eugenio. All Pictures by WOMANWORD

Dieta Talaso en el Hotel Océano Health Spa by Rocío Pastor Eugenio. All Pictures by WOMANWORD

Dieta Talaso en el  Hotel Océano Health Spa by Rocío Pastor Eugenio. All Pictures by WOMANWORD

Dieta Talaso en el Hotel Océano Health Spa by Rocío Pastor Eugenio. All Pictures by WOMANWORD

Andrés ha aprendido a cocinar según una idea, una necesidad y con unos ingredientes determinados: “Estoy preparado para todo”, broma añadiendo que tiene tres hijas.

Este cocinero ha viajado por todo el mundo dejándose influir por las diferentes costumbres y productos y eso, sumado a su faceta familiar, hace que su cocina sea plausible, real y cercana.

“A los cocineros nos nutren las experiencias. En 16 años he visto cocinar un mismo producto de mil maneras diferentes, porque al final, cada uno elige lo que a sí mismo le define. Yo soy muy flexible”.

Como despedida, una crema de verduras, calabaza, cebolla, zanahoria y picatostes bien calentita, conejo en salmorejo con aroma de orégano y salsa realizada con hígado, pan, tomillo, romero y sal pimienta. Y como dulce punto final a esta experiencia, mousse de chocolate sobre una cama de ensalada de frutas.

Gracias, Andrés.

Share.

Leave A Reply