| International Lifestyle Traveller | Viaja Conmigo

David Serero: "I live my passion. Life is to be happy"

1

Barítono internacional, con una agenda internacional y apretada, capaz de compartir escenario con Rihanna y Tom Jones, cantante de ópera, jazz, zarzuela, productor, humorista y actor. Su voz se escucha en más de 18 millones de radios, con una audiencia de 30 millones de espectadores… Todo esto y mucho más definen a un hombre feliz: David Serero.

El primer encuentro tuvo lugar hace dos años en la Paris Fashion Week, sin saber quién era, entablé conversación sobre nuestra  pasión por la moda con un personaje de rostro entrañable, divertido, cercano y abierto que compartió conmigo sus patatas fritas y su pase para el próximo desfile de haute couture.

Así, se presentó ante mí uno de los mejores y más reconocidos cantantes de ópera de la actualidad, disfrazado bajo el atuendo de alguien muy interesante, plural y sobre todo, muy humano.

Con actitud humilde y una sonrisa gigante, hoy, David Serero me espera sentado en una pequeña mesita del exclusivo Café Carette en el corazón de París, en Trocadéro, haciendo bromas a las camareras y deshaciéndose en aspavientos al verme entrar por la puerta.

Hoy, nos reunimos, primero para disfrutar de nuestro gusto por la buena comida, como buenos gourmandes que somos, con un maravilloso eclair au chocolat, para ponernos al día de los nuevos proyectos y del tiempo que ha pasado desde que nos conocemos.

Después, tras disfrutar de su sonoro canto y su potencia de voz, que hace temblar el suelo y hasta las lámparas del techo, comienza una entrevista narrada a pálpitos por una vida en la que la música establece la clave de un apasionado que sabe conjugar todo aquello que le gusta sin miedo a viajar, a compartir y a soñar.

Fotografía de/ por © Rocío Pastor Eugenio. ® WOMANWORD

Fotografía de/ por © Rocío Pastor Eugenio. ® WOMANWORD

Fotografía de/ por © Rocío Pastor Eugenio. ® WOMANWORD

Fotografía de/ por © Rocío Pastor Eugenio. ® WOMANWORD

Hoy en WOMANWORD: David Serero.

Baja hacia abajo para seguir leyendo… 

Fotografía de/ por © Rocío Pastor Eugenio. ® WOMANWORD

Fotografía de/ por © Rocío Pastor Eugenio. ® WOMANWORD

Fotografía de/ por © Rocío Pastor Eugenio. ® WOMANWORD

Fotografía de/ por © Rocío Pastor Eugenio. ® WOMANWORD

WOMANWORD- ¿Dónde empieza tu clave de sol?

David Serero- Verás, los miércoles en la escuela francesa teníamos la tarde libre así que como no sabíamos qué hacer, solía reunirme con mis amigos en mi casa, comíamos y nos sentábamos alrededor de mi piano, así que creo que así comencé a dar mis primeros conciertos. Es gracioso por que cuando era muy pequeñito, antes incluso de esto, me subía al piano y pasaba horas aporreando una sóla tecla, lo cuál es curioso por que a los niños les gusta tocar todas a la vez haciendo mucho ruido, así que mi padre se acercó a mí y me preguntó que por qué sólo tocaba esa tecla y le respondí: “Porque he encontrado la buena”.

Cada noche, cuando volvía del colegio, sobre las 6, lo primero que hacía era sentarme en el piano. Recuerdo una vez cuando me rompí la muñeca y pasé semanas sin poder tocar más que los acordes con la mano izquierda… La música es mi droga… así que empecé a cantar la melodía con mi voz. Cantar es muy importante para mí, es mi forma de expresión.

Siempre me ha gustado llegar a casa y poner la música tan alto como mis tímpanos resistan y empezar a cantar: “oooooh oooooh living on a prayer!!!”

WW- ¿Como aceptó tu familia, más tradicional, tu decisión de ser artista?

DS- Bueno, cuando salí del coma después del enfado de mi padre… hahaha ¡no, no, es broma! Lo cierto es que para mi familia éste no era un trabajo real, ahora sí, pero entonces no así que nunca tuve apoyo de nadie, ni de mi familia ni siquiera de mis profesores cuando empecé a estudiar canto. Nadie creía en mi voz, pero yo sí.

WW- ¿Cómo empieza tu camino?

DS– Empecé a estudiar canto y en 2001, un mes del atentado de las Torres Gemelas, yo estaba en Nueva York. Esta ciudad me enseñó muchísimo, algo tan importante como que si no te mueves tú por tí mismo y trabajas, nadie va a venir a regalarte nada. Llevé mis propias canciones a diferentes productoras. Lo bueno de este país es que puedes presentarte directamente en la oficina del director de Sony y dejarles tu trabajo, ¡aunque luego no te llamen!

Allí empecé a estudiar para hacer musicales y en esas clases, hace 10 años, descubrieron que tengo una gran potencia vocal y que la ópera sería un buen campo para mí. Ahora fusiono la ópera con otros estilos: jazz, pop, musicales…

Estudié piano jazz en París, he ido al conservatorio, he estudiado dos años en el Metropolitan Opera y otros dos años en San Petersburgo en el Teatro Mariinski. Es muy diferente estudiar en Nueva York o en Rusia. En Rusia no pagas a nadie así que no te regalan los oídos, te preparan muy duramente. Y en Estados Unidos aprendes a ser multidisciplinar.

WW- ¿Cómo es el mundo de la ópera?

DS– Impresionante. Fabuloso. Representa un todo. Pero hoy en día debe actualizarse, abrirse, compartirse… a día de hoy ni quienes hacen ópera ni quienes van a verla tienen la capacidad de cambio, de adaptación… ni a los tiempos ni a las nuevas exigencias ni a las nuevas tecnologías y esto es algo necesario para abrirse, evolucionar y crecer. Se necesita atraer a la gente jóven. Esto en Estados Unidos se entiende muy bien, pero en Europa no, aún no.

WW- ¿Cómo trabajas tú entre esos dos mundos?

DS- Sigo mi instinto. Debo cantar esto y no debo cantar lo otro. Un cantante no es sólo una voz, lo es todo. Son dos personas: la voz y el cantante y ambos deben trabajar en la misma línea.

Es importante conocer los instrumentos para luego poder entender cómo suenan, como funcionan y poder crear tu propia composición, así que canto, toco la guitarra, el piano, el bajo, la batería… Hago arreglos de orquesta así que es importante conocer qué funciona mejor y cómo.

WW- ¿Cómo creas un espectáculo?

DS– Si produzco un espectáculo, como en el caso de El Hombre de La Mancha, aplico mi visión, mi estilo, mi sentimiento. Si audiciono para otra persona, me adapto a su visión. Hacer el Hombre de La Mancha era mi sueño y lo cumplí, además quise acercar esa obra clásica, ese Don Quijote, a un público joven, transmitir ese mensaje para la gente joven interpretándolo tal y cómo lo sentí creándola como espectador, qué me gustaría recibir si yo me sentase en esta butaca.  Igual pasa cuando con mi productora edito un trabajo nuevo, no me importa el marketing, me importa ser fiel a mí mismo y aprovecho siempre esa oportunidad. Si me importase el dinero haría música disco con chicas en bikini.

WW- Lo importante es ser tú mismo

DS– Sé tú mismo por que el resto ya están cogidos. Adoro esta frase y siempre me la aplico, en cada decisión que tomo. Es lo mismo que haces tú… mucha gente se dedica a la moda o al periodismo, en cambio tú eres tu propia marca, tienes mucha personalidad, tu propia forma de hacer las cosas, siempre sonríes, de forma sincera, te ríes, eres como un arcoiris, como un sol… ¡en serio! Todo lo que eres, tu personalidad, te representan a tí misma y a tu trabajo, es tu firma.

Cuando viajas a otro país, te fusionas con el país. Cuando fui a Rusia cantaba de una forma, en New York de otra, en Italia… ¡Napoli! todo tiene su sonido, pero al final, aprendes a hacerlo tuyo. Sino todo suena igual, la personalidad lo es todo, cuando escuchas a Julio Iglesias, a Frank Sinatra, Gloria Estefan o a Barry White sabes que son ellos mismos, canten lo que canten.

WW- ¿Qué piensas de Il Divo?

DS– Pues al principio no me gustaban, pero luego entendí que han sido capaces de llevar el pop cantado como ópera a todo el mundo y son unos grandes profesionales con maravillosos arreglos y voces acoplada perfectamente. Representan un concepto claro que intenta ser copiado alrededor del mundo.

WW- ¿Y Plácido Domingo?

DS– ¡Oh, es el maestro de la ópera! He actuado con él en la competición Operalia donde eligen a los mejores 30 cantantes del mundo menores de 30. Me eligieron en 2009 y actué con él… aprendí tanto… todo lo observaba… el hablaba de cómo los nuevos cantantes seríamos los cantantes del futuro, lo tengo todo en mi website. Él es capaz de cantarlo todo, es muy generoso… realmente le admiro.

WW- ¿Te dio algún consejo?

DS– Sí, que dejara de cantar. Ha ha ha ¡Es broma! Mira, hubo una vez, la segunda vez que yo veía ópera en mi vida, fui a saludarle al camerino terminada la función y le pregunté qué se sentía al estar sobre un escenario. Me dijo: “Algún día, tú me lo dirás”. Y hoy en día, amo actuar, es amazing.

WW- Has realizado más de 1000 conciertos… tienes una audiencia de 30 millones de espectadores y suenas en más de 18 millones de radios…

DS– Sí… no sólo los conciertos donde la gente paga sus entradas sino también musicales, actuaciones públicas, actuaciones privadas… Soy un barítono internacional, canto para todo el mundo. El problema de los cantantes hoy en día es que no aprovechan el directo y hacen el mismo show en cada lugar, sin darse cuenta de que los espectadores cambian. Yo quiero llegar a todo el mundo, tocarles, llegarles muy dentro. Tengo la suerte de que mi repertorio es infinito, plural, así que siempre tengo novedades para el público. Por ejemplo, cuando canté en Italia les regalé muchas canciones italianas, igual en Rusia o en España, se trata de adaptarse a quien te está escuchando y autodescubrirte. Me encantan los retos.

¿Conoces al compositor de opereta Francis Lopez? Su viuda me dijo que le encantaba la forma que tengo de adaptar las composiciones clásicas para hacérselas llegar a un público diferente. Seleccioné diferentes canciones de Lopez y las hice en un estilo más jazz. Así, en París en noviembre de 2012 realicé una obra escrita en 1946 que nunca había sido estrenada. Luego lo grabé y se está moviendo este año, además de un disco en ladino y sefardí, dando un toque diferente y otro sobre canciones de Broadway en un estilo barítono.

También he grabado canciones de Michael Jackson con un toque jazz que saldrá en 2015. Se trata de estar siempre en movimiento y reinventarse. Suelo grabar tres discos por año. Al tener mi propia productora me da mucha libertad. Ahora estoy granando al compositor David Wolfer.

WW- ¿Cómo son tus tiempos?

DS– Antes se hacía un álbum por año y se utilizaba otro año para promocionarlo y hacer las giras. Ahora, los tiempos son más rápidos, como en el mundo de la moda.  Se trata de mucho trabajo y poco tiempo, como sufro de insomnio me cunde más. Hay muchos cantantes, así que hay que mantener la agenda ocupada. Me encanta aunque siempre pienso que no hago suficiente.

En abril tengo un tour en UK, después viajo a Milano, Roma, Dubai… Mayo, junio, julio y agosto París. En Julio también viajo a Israel y en septiembre hago un tour en Asia. Siempre canto en la Fórmula 1 en Singapour en el gran concierto de cierre, cantaré con Rihanna y Tom Jones.

WW- ¿Cómo es cantar para grandes personalidades como Sarcozy o el Presidente de Israel, Shimon Peres?

DS– Impresionante… hay que saber cantar en un teatro, en la televisión y en eventos, la voz es muy diferente, son ejercicios diferentes. En eventos no vas a que te escuchen sino a compartir de tú a tú.

También he cantado en hospitales, para niños e incluso en la cárcel, donde me encontré un niño que iba conmigo al colegio… hahaha Cada público es diferente. Me gusta mucho cuando canto en conciertos públicos donde gente que no suele ir a la ópera o al teatro, viene a escucharme y en mitad de la canción van al baño, cogen el móvil o se levantan a darme flores y tengo que estar: “Granaaaaadaaaaaaa…. thank you… tieeeerraaaaa soñaaaadaaa… thank you… por mí”, ha ha ha es muy entrañable.

Conocer a Sarcozy fue muy importante para mí, quería ser perfecto para él. Le admiro, empezó de la nada y se convirtió en alguien importante, eso me ofrece mucho respeto.

WW- Cantante de ópera, barítono, productor, humorista y actor…

DS– Me encanta llevar a cabo diferentes proyectos que amo y quiero compartir. Coger algo de cero, hacerlo crecer y darle vida  es una experiencia tan humana, no gano dinero, pero es hermoso sentirlo, verlo nacer y crecer. Es algo pasional para mí. Cuando compartes esa realidad con diferentes personas y sabes que tú lo has hecho posible, es muy hermoso. Yo me quedo con el aplauso, el resto se lo queda el Gobierno ha ha ha

¿Sabes cuál ha sido mi papel favorito? Don Quijote en El Hombre de la Mancha, podría hacerlo por el resto de mi vida. Es leyenda, es perfecto para mi voz, tiene que ver con mis tradiciones, Cervantes era judío y con mis sentimientos.

Y… Sí, actué en una película de Jackie Chan, fue muy divertido. Me gusta vivir mis pasiones, la vida es para ser feliz.

WW- Háblame de óperas…

DS– Mi favorita es El Hombre de la Mancha, pero también amo Carmen y Toreador, es como una rock star, es pasional, cargado de fuerza. También me gusta Nabuco, la representé hace poco en París… Pero lo mejor es decir que no hay nada superior a otro, amo cada obra que represento en cada momento. Me gusta mucho, mucho la Zarzuela: “Puede seeeer… laralaralarala…”

WW- All I care about is love…

DS– Sí, sí, sí, sí, mi nuevo CD, en inglés y francés. Hay canciones de El Hombre de la Mancha, México y una colaboración con Jermaine Jackson, oh el me dijo: “A veces no necesitas cantar con tanto poder”, aprendí a oír mi voz, el tacto, la orquesta… me ha enseñado a mantener el sentimiento.

WW- ¿Hablan tus nuevos proyectos de esa humanidad?

DS– Me gustaría crear una fundación en la que recoger a todos esos compositores judíos prohibidos por los nazis que a pesar de todo, siguieron escribiendo, quiero darles a conocer, dar a conocer su trabajo. Además de volver a mis raíces, Marruecos, a través siempre de mi expresión, la música.

Además, voy a montar un canal desde  el que poder ver mis conciertos en streaming, en directo. Creo que ese es el futuro, los artistas debemos llegar a las personas, a todas. La audiencia es la que decide qué les gusta y que no.

WW- Eres un apasionado del mundo de la moda

DS– ¿Sabes lo que me encanta del mundo de la moda? Su renovación constante 4 veces al año. Un desfile es como un concierto. Me encantaría tener mi propia línea de ropa para mis conciertos.

Pequeños Detalles

WW- Un consejo

DS- Be yourself. Cuando tienes un sueño y eres honesto contigo mismo y con los demás, todo es posible.

WW- Una canción

DS- The impossible dream from Man of La Mancha ( y me la canta)

WW- Un lugar

DS- My heart

WW- Una forma de vestir

DS– La moda es todo, cada estilo de música tiene un estilo de vestir, así que: “Dress for yourself”.

WW- Un artista

DS– Chagall

Fotografía de/ por © Rocío Pastor Eugenio. ® WOMANWORD

Fotografía de/ por © Rocío Pastor Eugenio. ® WOMANWORD

Fotografía de/ por © Rocío Pastor Eugenio. ® WOMANWORD

Fotografía de/ por © Rocío Pastor Eugenio. ® WOMANWORD

Todos los textos e imágenes tienen derechos de autor.

All Rights reserved. © Rocío Pastor Eugenio ® WOMANWORD

Share.

1 comentario

  1. flor silvestre on

    Que bonita entrevista, David creo que eres una buena persona a la que me gustaría conocer. Sólo una cosa, tendrás que poner más atención, los ojos de WOMANWORD, son azules.

Leave A Reply