| International Lifestyle Traveller | Viaja Conmigo

Lauren Imaparto: I am you

0

Fotografía y Texto por Rocío Pastor Eugenio. 

Fotografía 100% libre de retoque digital. Como siempre aquí, en WOMANWORD 

La presentación de una nueva tecnología que aúna un portátil y una tablet a manos de Lenovo, son la excusa perfecta para conocer a Lauren Imparato y recibir a ritmo candente, una clase magistral de yoga de parte de una de las yoguis más cotizadas del panorama internacional.

Lauren Imparato. Fotografía de/ por Rocío Pastor Eugenio. WOMANWORD

Lauren Imparato. Fotografía de/ por Rocío Pastor Eugenio. WOMANWORD

Con sede en Nueva York, su proyecto se ha ido desarrollando de forma constante. Son pasos en la vida que se desenvuelven y te llevan hasta tu destino en una conspiración consabida del Universo hacia tu felicidad.  Ella supo ver su camino y se decidió a seguirlo, dejando de lado su vida como profesional de la venta de renta fija en Wall Street y llevando un horario frenético: “De 05.30 a 21.00 al principio y luego, hasta las 18.30, hora en la que iba al gym”.

“Odiaba el yoga”, reconoce entre risas. “Lo veía como una cosa de hippies, muy lento. A mí me gustaba quemar energía en deportes que me hiciesen sudar, hasta que un día yendo por la calle con mi novio, llevaba unos shorts setenteros de mi padre y vi que mis muslos eran enormes debido al deporte, así que decidí cambiar”.

Y ese cambio la ayudó a, poco a poco y sin buscarlo, convertirse en una yogui de referencia capaz de las posturas más imposibles: “Cuando empecé a hacer yoga no llegaba ni a mis rodillas. La primera clase la dejé a los 40 minutos porque me sentía incapaz, pero volví y poco a poco me fue enganchando, llegué a dar clases los siete días de la semana, incluso cuando viajaba por trabajo, llevaba escondida mi colchoneta, no quería que nadie supiese que hacía yoga, era la única chica en un entorno muy competitivo y ya era vegetariana, no quería que me tacharán de hippie. Hasta que comencé a prepararme, sin ninguna intención, para ser profesora. Uno de los ejercicios- confiesa- trataba de dar clases a amigos para ver cómo nos sentíamos, poco a poco se fue corriendo la voz de que mis clases eran diferentes y pase de invitarles al brunch para que viniesen a dejar Wall Street y convertirlo en mi forma de vida”.

Todo ello comenzó hace casi diez años. Diez años en los que Lauren ha creado su propio estilo de vida, su “bebé”, como ella misma lo denomina, su propia empresa basada en un lifestyle completo para una urban living: I.am.you.

“El yoga cambió mi mente y mi forma de entender la vida. Ahora no sólo hago yoga sino que creo un lifestyle para gente normal cuidando cuerpo y mente, mediante el yoga, la nutrición y la música”.

De esta forma, no sólo sus clases de yoga comienzan el camino de la paz mental, que obliga a esa parada necesaria en un mundo real y diario de prisa y ruido, sino que crea la banda sonora adecuada para ello y la dieta perfecta para cada individuo, cada día y en cada momento, “porque cada día es diferente y nos sentimos diferente. Soy nutricionista, hay que mezclar la comida e ingerir lo necesario para cada día de forma sana. Es una forma de ayudar a la gente desde dentro. Se trata de proporcionar un lugar de relax, donde parar y dedicarte a ti mismo. Un todo para ser una persona sana”.

“Siempre he soñado con tener mi propio negocio. Ahora no sólo estoy viviendo ese sueño sino que es una experiencia maravillosa, en contacto directo con la gente. Estoy creando una revolución, un movimiento que no se enfrenta a la cultura actual. El mundo no cambia, cambia el individuo. I.am.you enseña a manejar tu propia vida y a encontrar ese momento y lugar interior en el que tomar tus propias decisiones para llevar una vida sana en una experiencia 360º”, afirma. “Es un todo para todos, para cada día”.

Así, combina los retiros internacionales con los tés de hierbas chinas para limpiar las toxinas y reforzar el organismo.

Otra de sus facetas, siguiendo esta estela, es crear bandas sonoras para restaurantes a gusto del consumidor y según la carta: “Se trata de crear una filosofía adaptada, no puedes intentar imponer un mensaje a los demás”.

Cuando se la pregunta por cómo conseguir eliminar el estrés ya no sólo de uno mismo sino de la sociedad y el momento en el que vivimos, una respuesta clara: “La energía que sale de uno mismo impregna las aceras. Cada pensamiento y cada reacción son como una semilla que se instala en la mente y poco a poco va creciendo. Es importante elegir qué tipo de jardín quieres sembrar”.

Y es que Lauren Imparato ha aprendido a disfrutar de un equilibrio que transpira a pesar de sus jornadas interminables y su actividad constante en un balance vital real.

En sus clases de yoga, al terminar, en la relajación, Lauren proporciona un pequeño masaje, un toque mágico que equilibra mente y corazón: “Sentimientos y perspectiva”.

Con una sonrisa y una frase cercana despide y advierte: “Nos vemos en el futuro”.

Share.

Leave A Reply